Entrevista a Cristiana Ramírez.

En el proyecto que presento a BilbaoArte continuo mi línea de investigación reciente en torno a los principios del horror cósmico y su representación por medio del dibujo. La intención es generar un cuerpo de obra sobre papel, una serie dibujos de gran formato, que tenga como ejes vertebradores los principios del horror sobrenatural: paradoja y negación de una mirada antropocéntrica.

Las imágenes surgen de un completo desapego por todo aquello relativo a la esfera de lo humano: la mirada se desplaza de lo inmediato y antropocéntrico para prestar atención al vasto e indiferente cosmos. En este proceso se produce una toma de conciencia de la posición cósmica del ser humano, evidenciando lo fortuito y accidental de su existencia.

En este proyecto el paisaje y la naturaleza son escenario y protagonista al mismo tiempo; representando un mundo que ya no pertenece al ser humano, recorrido, removido y agitado por fuerzas de origen sobrenatural. En los dibujos se levantan precarias arquitecturas, montículos y agujeros, ruinas naturales que funcionan como lugares simbólicos, portales a otros mundos, restos que permanecen para mostrarnos el poder de esas fuerzas invisibles.

Otro de los pilares del proyecto es la paradoja, lo que debería ser y no es; una perversión ontológica, germen del conflicto psicológico que plantea el horror cósmico. Un intento de representar lo impensable, lo otro. Esto da lugar a un trabajo meramente especulativo, dibujos que como la ciencia ficción se basan en conjeturas y participan de la transgresión de lo real
mediante la inserción de un hecho imposible

Estos paisajes y escenas se sitúan en una zona fronteriza y no son tanto la representación de un universo visionario sino su inminencia; es mirar hacia ese otro universo sin llegar a ver.

El proyecto se concretará en dos series de dibujos: paisaje de sombras y paisaje doble. Estas dos categorías parten del análisis de la obra literaria de H.P. Lovecraft, asumiéndola como un tratado de paisaje.

Paisaje de sombras. La cueva, el mar, la meseta. Estos escenarios recurrentes en la obra de Lovecraft aparecen como símbolos de lo insondable y lo primordial. Abordaré su representación a través de estrategias narrativas como la alusión y la yuxtaposición, ya presentes en mi obra.

Paisaje doble. De lo micro a lo macro. Es la representación del doble del mundo conocido. Remite directamente a las ciudades y parajes que bajo una falsa apariencia de familiaridad el autor vincula a un profundo miedo a lo desconocido.

En definitiva, lo que pretendo con este trabajo es profundizar aún más en las teorías del pesimismo cósmico y del paisaje así como en mi lenguaje plástico.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.